Cistoscopia de la vejiga

Saltar a la barra de navegación
Imagen de una cistoscopia de la vejiga

La cistoscopia es una prueba en la que se observa el recubrimiento interno de la vejiga y el conducto que va desde la vejiga hacia fuera del cuerpo (uretra). El cistoscopio es una herramienta de observación delgada y con luz que se coloca en la uretra y que se mueve hasta el interior de la vejiga.

Cuando el cistoscopio se encuentra dentro de la vejiga, se inyecta agua estéril o solución salina a través del endoscopio para ayudar a expandir la vejiga y para permitir una vista clara. También puede inyectarse un medicamento a través del endoscopio para reducir las probabilidades de infección.

Una cistoscopia puede detectar cálculos, tumores, sangrado e infección. Con la cistoscopia se pueden ver zonas de la vejiga y de la uretra que no suelen verse bien en las radiografías. Se pueden colocar instrumentos quirúrgicos diminutos a través del cistoscopio para extraer muestras de tejido (biopsia) o muestras de orina.

La cistoscopia también puede usarse para tratar algunos problemas de la vejiga, como extraer pequeños cálculos en la vejiga y algunos pequeños crecimientos.

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna
Revisor médico especializado Avery L. Seifert, MD - Urología

Revisado9 septiembre, 2014

Revisado: 9 septiembre, 2014

Autor: El personal de Healthwise

Evaluación médica: E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna & Avery L. Seifert, MD - Urología