Los bloqueantes alfa, o bloqueantes de los receptores adrenérgicos alfa, relajan el músculo liso del cuerpo. El músculo liso controla los vasos sanguíneos, los intestinos, la vejiga y las vías urinarias, y otras acciones involuntarias del cuerpo.

Los bloqueantes alfa pueden usarse para muchos problemas, incluyendo:

  • Problemas de próstata. Estos medicamentos pueden relajar el músculo liso de la próstata y la uretra, lo cual permite que la orina salga del cuerpo con más facilidad.
  • Cálculos renales. Estos medicamentos pueden relajar el músculo liso de los uréteres (los conductos que transportan la orina entre los riñones y la vejiga) y hacerlos más anchos, lo cual puede ayudar a que un cálculo renal pase con más facilidad.
  • Presión arterial alta. Estos medicamentos pueden relajar el músculo liso en los vasos sanguíneos y los hacen más anchos, lo cual puede ayudar a reducir la presión arterial.

Como ejemplos de bloqueantes alfa se incluyen la alfuzosina (Uroxatral), la doxazosina (Cardura), la silodosina (Rapaflo), la tamsulosina (Flomax) y la terazosina (Hytrin).

Los efectos secundarios de los bloqueantes alfa incluyen:

  • Mareo, especialmente al pararse.
  • Dolor de cabeza.
  • Somnolencia.

Los bloqueantes alfa también se llaman antagonistas adrenérgicos alfa.

Revisado: 23 mayo, 2014

Autor: El personal de Healthwise

Evaluación médica: E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna & J. Curtis Nickel, MD, FRCSC - Urología