Endoprótesis ureteral

Saltar a la barra de navegación

Una endoprótesis ("stent") ureteral es un tubo delgado y hueco que se coloca en el uréter para ayudar a pasar la orina desde el riñón a la vejiga. Los uréteres son los conductos que conectan los riñones con la vejiga.

Se coloca una endoprótesis ureteral cuando algo está obstruyendo el uréter. Las causas de la obstrucción podrían ser problemas tales como un cálculo renal, tejido cicatricial, un tumor o una infección. Podría ser necesaria una endoprótesis después de una operación del uréter o del riñón.

Un uréter obstruido puede hacer que la orina regrese a los riñones. Esto puede dañar los riñones. También puede causar una infección.

El médico colocará la endoprótesis guiándola a través de la uretra. La uretra es el tubo que transporta la orina desde la vejiga hacia el exterior del organismo. Luego, el médico pasará la endoprótesis por la vejiga y el uréter hasta llegar al riñón. El médico se asegurará de que un extremo de la endoprótesis esté en el riñón y el otro en la vejiga. No se realizan cortes en el cuerpo.

Una endoprótesis ureteral podría quedar colocada durante varios días o hasta varios meses. Cuanto más tiempo permanezca la endoprótesis en el uréter, más posibilidades hay de que cause efectos secundarios. Los efectos secundarios incluyen:

  • La necesidad de orinar con mayor frecuencia.
  • La necesidad repentina de orinar.
  • Una sensación de que la vejiga no está completamente vacía después de orinar.
  • Una pequeña cantidad de sangre en la orina.
  • Algo de dolor en el abdomen, el costado o la espalda.
  • Infección.

Revisado: 14 noviembre, 2014

Autor: El personal de Healthwise

Evaluación médica: E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna & Tushar J. Vachharajani, MD, FASN, FACP - Nefrología