La reanimación cardiopulmonar (RCP) consiste en presionar hacia abajo el pecho de una persona y respirarle dentro de la boca. Se utiliza en situaciones de emergencia cuando el corazón de una persona deja de latir o cuando la persona deja de respirar.

La RCP actúa moviendo la sangre hacia el cerebro de la persona para ayudar a prevenir el daño cerebral. La RCP puede ayudar a mantener viva a la persona hasta que llegue un profesional de la salud.

Los pasos de la RCP son C-V-R:

  • C por compresión
  • V por vías respiratorias
  • R por respiración

Revisado: 23 mayo, 2014

Autor: El personal de Healthwise

Evaluación médica: William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia & David Messenger, MD