Un ataque de asma (llamado también episodio de asma aguda, reagudización o exacerbación) es un empeoramiento repentino de los síntomas del asma, los cuales incluyen falta de aire, opresión en el pecho, respiración sibilante (con silbidos) y tos.

Aunque los ataques de asma parecen ocurrir de repente, pueden presentarse después de varios días de un empeoramiento de los síntomas. Los síntomas pueden ser leves, moderados o graves. Los episodios pueden ser breves (aproximadamente de una hora) o pueden durar durante varios días.

Los ataques de asma pueden graves. Pero generalmente pueden tratarse en el hogar utilizando un medicamento de alivio rápido y una dosis mayor del medicamento de control. Es posible que tenga que contactar a un médico o solicitar atención de urgencia para los ataques de asma graves.

Revisado: 11 noviembre, 2014

Autor: El personal de Healthwise

Evaluación médica: E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna & Rohit K Katial, MD - Alergía e imunología