La osteopenia hace referencia a la densidad ósea que es más baja que la densidad máxima normal, pero no tan baja como para que se clasifique como osteoporosis. La densidad ósea es una medición que muestra lo densos y fuertes que son los huesos.

Los huesos se vuelven naturalmente más delgados a medida que las personas envejecen, porque a partir de alrededor de los 30 años, el cuerpo reabsorbe las células óseas existentes más rápido de lo que tarda en formarse el hueso nuevo. A medida que sucede esto, los huesos pierden minerales, pesadez (masa) y estructura, lo que hace que se debiliten y que aumente el riesgo de quebrarse. Tanto las mujeres como los hombres tienen más probabilidades de tener osteopenia si no alcanzan su densidad ósea máxima para los 30 años. Las mujeres tienen más probabilidades de padecer osteopenia que los hombres. Esto se debe a que las mujeres tienen una densidad máxima más baja y a que la pérdida de masa ósea se acelera con los cambios hormonales que tienen lugar al momento de la menopausia.

La prevención y el tratamiento de la osteopenia incluyen hacer ejercicio en forma regular, seguir una dieta nutritiva con abundante calcio y vitamina D, y realizar cambios en el estilo de vida, como dejar de fumar y evitar el consumo excesivo de alcohol.

Revisado: 14 noviembre, 2014

Autor: El personal de Healthwise

Evaluación médica: Kathleen Romito, MD - Medicina familiar & Carla J. Herman, MD, MPH - Medicina Geriátrica