La miomectomía es un procedimiento quirúrgico utilizado para eliminar crecimientos anormales, no cancerosos (fibromas uterinos) del útero. La miomectomía puede hacerse por medio de pequeñas incisiones usando un instrumento de visualización iluminado (laparoscopio o histeroscopio). O puede hacerse con una incisión abdominal abierta (laparotomía). El método depende del tamaño y la ubicación de los fibromas uterinos y de si están presentes problemas urinarios o intestinales.

La miomectomía elimina los fibromas uterinos pero preserva el útero y la fertilidad. Puede usarse para tratar los fibromas uterinos cuando:

  • El tratamiento medicinal no ha aliviado la anemia.
  • El tratamiento medicinal no ha aliviado el dolor ni la presión.
  • Los fibromas pueden ser la causa de esterilidad o de abortos espontáneos frecuentes (poco común).

La miomectomía reduce el sangrado menstrual y el dolor pélvico provocados por los fibromas uterinos. Los embarazos saludables son comunes después de la miomectomía. Sin embargo, los fibromas uterinos pueden regresar después de la cirugía.

Los riesgos de la miomectomía incluyen infección, formación de tejido cicatricial, lesión al útero que provoca esterilidad y lesión a la vejiga o a los intestinos.

Revisado: 20 febrero, 2015

Autor: El personal de Healthwise

Evaluación médica: Sarah Marshall, MD - Medicina familiar & Divya Gupta, MD - Obstetricia y ginecología, Oncología de Ginecología