Un "stent" (endoprótesis) es un tubo pequeño y expansible que puede introducirse en un vaso sanguíneo y expandirse mediante la utilización de un pequeño globo en un procedimiento llamado angioplastia. Un stent se utiliza para abrir un vaso sanguíneo estrecho o con un coágulo.

Cuando se infla el globo que está adentro del stent, este se expande y presiona contra las paredes de la arteria. Esto retiene cualquier depósito de grasa y calcio contra las paredes de la arteria y permite que la sangre fluya por la arteria. El stent ayuda a impedir que la arteria se cierre nuevamente (reestenosis). También puede ayudar a prevenir que se desprendan pequeños fragmentos de placa y que causen un ataque al corazón o un ataque cerebral.

Para introducir el stent, se coloca un tubo delgado y flexible (catéter) a través de una arteria en la ingle o el brazo hasta la arteria estrechada. Luego, se infla el globo que está dentro del stent.

Algunos stents, llamados stents liberadores de fármacos, están recubiertos con un medicamento para prevenir más eficazmente la reestenosis.

Revisado: 20 febrero, 2015

Autor: El personal de Healthwise

Evaluación médica: Rakesh K. Pai, MD, FACC - Cardiología, Electrofisiologia & Stephen Fort, MD, MRCP, FRCPC - Intervencionista cardíaco