La angina sucede cuando no fluye suficiente cantidad de sangre al músculo cardíaco. Esto suele ser el resultado del estrechamiento de los vasos sanguíneos que suministran sangre al corazón. Los síntomas de la angina incluyen dolor o presión en el pecho. Sin embargo, es posible que sienta otros síntomas, como dolor, presión o una sensación extraña en la espalda, el cuello, la mandíbula o en la parte superior del abdomen, o en uno o ambos hombros o brazos.

La angina estable sucede en momentos bastante predecibles, por lo general al realizar actividad o esfuerzo. Se alivia con descanso y puede continuar sin grandes cambios durante años. La angina estable se desarrolla después de una cantidad predecible de esfuerzo o emoción y suele durar de 1 a 5 minutos.

Un cambio en el patrón habitual de la angina estable significa que el flujo de sangre se ha deteriorado más (llamado angina inestable). Puede indicar que usted está teniendo un ataque al corazón.

Revisado: 20 febrero, 2015

Autor: El personal de Healthwise

Evaluación médica: Rakesh K. Pai, MD, FACC - Cardiología, Electrofisiologia & E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna & Stephen Fort, MD, MRCP, FRCPC - Intervencionista cardíaco