Un ataque cerebral sucede cuando un vaso sanguíneo en el cerebro se obstruye o se revienta. Sin la sangre ni el oxígeno que esta transporta, parte del cerebro empieza a morir. Entonces, la parte del cuerpo controlada por esa zona del cerebro no puede funcionar correctamente.

El daño cerebral puede comenzar en cuestión de minutos después de un ataque cerebral. Pero un rápido tratamiento puede ayudar a limitar el daño cerebral y aumentar las probabilidades de una recuperación completa.

Revisado: 9 septiembre, 2014

Autor: El personal de Healthwise

Evaluación médica: E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna & Karin M. Lindholm, DO - Neurología