Aerosoles y gotas nasales de agua salada

Los aerosoles y las gotas nasales de agua salada (solución salina) sin receta se usan para mantener los tejidos nasales húmedos, aliviar la irritación nasal y ayudar a drenar la mucosidad espesa o seca.

Las gotas nasales de agua salada se pueden comprar sin receta médica o se pueden preparar fácilmente en el hogar. Para hacer sus propias gotas nasales:

  • Mezcle ½ cucharadita (2.5 g) de sal y ½ cucharadita (2.5 g) de bicarbonato de sodio en 1 taza (240 mL) de agua destilada (demasiada sal seca las membranas nasales). Si usa agua del grifo, hiérvala primero para esterilizarla y luego déjela enfriar hasta que esté templada.
  • Coloque la solución en un frasco limpio con gotero o un frasco rociador flexible (disponibles en las farmacias). También puede usar una perilla de goma. Use la solución cuando sea necesario. Prepare una solución nueva cada 3 días.

Para usar las gotas nasales:

  • Siéntese e incline la cabeza ligeramente hacia atrás. No se recueste. Colóquese la punta del gotero, de la perilla de goma o del frasco rociador en la entrada de uno de los orificios nasales. Aplique o rocíe suavemente unas cuantas gotas dentro del orificio nasal. Repita esto en el otro orificio nasal. Limpie el gotero con un paño limpio o pañuelo desechable después de cada uso.
  • Si el frasco no tiene gotero, la solución puede aspirarse de la palma de la mano, un orificio nasal a la vez.

Revisado: 20 noviembre, 2015

Autor: El personal de Healthwise

Evaluación médica: Patrice Burgess, MD - Medicina familiar & E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna & Donald R. Mintz, MD - Otolaringología