El prolapso rectal es una afección en la cual tejido suelto cerca del extremo del intestino grueso (recto) se desliza hacia abajo. El tejido puede salirse parcial o completamente (protruir) del ano.

Hay tres tipos de prolapso rectal:

  • Prolapso parcial (también llamado prolapso mucoso). Solamente el revestimiento (membrana mucosa) del recto se desliza hacia abajo y suele salirse del ano únicamente cuando la persona se esfuerza durante una evacuación. El prolapso parcial ocurre con más frecuencia en niños menores de 2 años. Un prolapso parcial a veces puede confundirse con hemorroides.
  • Prolapso interno (invaginación intestinal). Una parte de la pared del intestino grueso (colon) o del recto puede deslizarse dentro o sobre otra parte del recto, como las partes plegables de un telescopio de juguete. El recto no protruye fuera del ano. La invaginación intestinal ocurre con más frecuencia en niños y raramente afecta a adultos. En los niños, la causa suele ser desconocida. En adultos, suele estar relacionada con otro problema intestinal.
  • Prolapso completo. Un segmento de la pared del recto se desliza y protruye del ano. Al comienzo, esto puede ocurrir solamente durante una evacuación. En etapas posteriores, el prolapso podría suceder cuando la persona se para o camina, o puede permanecer fuera del cuerpo todo el tiempo.

El prolapso rectal sucede más a menudo en niños pequeños y en mujeres adultas mayores. Aunque muchas afecciones aumentan el riesgo de prolapso rectal, a menudo es difícil encontrar la causa exacta.

El tratamiento de un prolapso rectal depende del tipo de prolapso. Puede consistir en cambios alimentarios, medicamentos como ablandadores de heces, o cirugía.

Revisado: 14 noviembre, 2014

Autor: El personal de Healthwise

Evaluación médica: Anne C. Poinier, MD - Medicina interna & C. Dale Mercer, MD, FRCSC, FACS - Cirugía general