Neumotórax (pulmón colapsado)

Saltar a la barra de navegación

Un neumotórax (pulmón colapsado) es el resultado de una acumulación de aire en el espacio entre el pulmón y la pared torácica (espacio pleural). Esto impide que el pulmón se expanda en forma adecuada cuando la persona intenta inhalar, lo que causa falta de aire y dolor de pecho.

Por lo general, un neumotórax es causado por una lesión en el pecho, como una costilla quebrada o una herida punzante. También puede suceder repentinamente sin que haya una lesión (neumotórax espontáneo). El neumotórax espontáneo puede ser el resultado de un daño en los pulmones causado por afecciones como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), el asma, la fibrosis quística y la neumonía. También puede producirse un neumotórax espontáneo en personas que no tienen una enfermedad de los pulmones.

Los síntomas del neumotórax a menudo incluyen:

  • Falta de aire (disnea), que puede ser de leve a grave, según qué proporción del pulmón se haya colapsado.
  • Dolor de pecho repentino, intenso y agudo en el mismo lado que el pulmón colapsado.

Es posible que un neumotórax pequeño mejore sin tratamiento. Sin embargo, un neumotórax más grave suele tratarse introduciendo una aguja o un tubo torácico en la cavidad torácica. Esto alivia la presión en el pulmón y le permite volver a expandirse.

Revisado: 9 septiembre, 2014

Autor: El personal de Healthwise

Evaluación médica: E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna & R. Steven Tharratt, MD, MPVM, FACP, FCCP - Pulmonología, Medicina de Cuidados Críticos, Toxicología Médica