La placa es una acumulación de colesterol, glóbulos blancos, calcio y otras sustancias en las paredes de las arterias. Con el tiempo, la placa estrecha la arteria, y la arteria se endurece (aterosclerosis).

A veces, la placa reduce el flujo de sangre al músculo cardíaco, lo que puede causar síntomas de angina, como dolor o presión en el pecho. Es posible que la existencia de placa en la arteria grande del cuello (estenosis de la arteria carótida) obstruya el flujo de sangre al cerebro y es una causa común de accidente isquémico transitorio (AIT) (a veces llamado "miniataque cerebral") y de ataque cerebral.

Las placas están cubiertas con una capa fibrosa, que puede romperse si algún factor desencadenante provoca un aumento repentino en la presión arterial o hace que la arteria se estreche. Una persona puede tener un ataque al corazón o un ataque cerebral si una placa se abre y se crea un coágulo de sangre que obstruye por completo el flujo de sangre que circula por la arteria.

Revisado: 13 agosto, 2014

Autor: El personal de Healthwise

Evaluación médica: E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna & Karin M. Lindholm, DO - Neurología