El sistema linfático es una red de conductos y órganos por todo el cuerpo. Esta red transporta, entre los tejidos corporales y la sangre, un líquido que contiene células blancas especiales llamadas linfocitos.

El sistema linfático incluye los ganglios linfáticos, las amígdalas, el timo, el bazo y la médula ósea. Los ganglios linfáticos filtran el líquido linfático a medida que fluye por ellos, atrapando bacterias, virus y otras sustancias extrañas, que después son destruidas por los linfocitos.

El sistema linfático también es una parte importante del sistema inmunitario, la defensa del cuerpo contra las enfermedades. Cuando una parte del cuerpo se infecta, los ganglios linfáticos cercanos se hinchan a medida que recolectan y destruyen los organismos que causan la infección. Por ejemplo, si una persona tiene una infección en la garganta, los ganglios linfáticos del cuello pueden inflamarse y volverse sensibles.

A veces, enfermedades como el cáncer pueden comenzar y propagarse por el sistema linfático.

Revisado: 9 septiembre, 2014

Autor: El personal de Healthwise

Evaluación médica: Anne C. Poinier, MD - Medicina interna & Douglas A. Stewart, MD - Oncología medica