La histerectomía es la extirpación quirúrgica del útero. Se hace para tratar determinadas afecciones ginecológicas, las cuales incluyen complicaciones en el parto, cáncer, y fibromas, endometriosis o sangrado uterino que no hayan respondido a otros tratamientos.

Una histerectomía total (completa) es la extirpación del útero y el cuello uterino. Una histerectomía subtotal (que también se llama parcial o supracervical) es la extirpación quirúrgica del útero y deja el cuello uterino en su lugar.

Una histerectomía radical se usa para algunos cánceres. Es la extirpación del útero, del cuello uterino, de los ovarios y de las estructuras que sostienen el útero y, a veces, de los ganglios linfáticos.

El útero puede extirparse a través de:

  • Una incisión en la vagina (histerectomía vaginal).
  • Una incisión o varias incisiones pequeñas en la parte baja del abdomen (histerectomía abdominal).
  • Laparoscopia, que es menos invasiva que otros métodos. En este procedimiento, se introduce un instrumento de observación especial (laparoscopio) a través de una pequeña incisión. El útero entonces puede extirparse a través de una pequeña incisión abdominal o una incisión vaginal (histerectomía vaginal asistida por laparoscopia).

Los ovarios podrían extirparse junto con el útero. La decisión acerca de si extirpar los ovarios o dejarlos se basa en los deseos de la mujer y en sus problemas de salud.

Revisado: 20 febrero, 2015

Autor: El personal de Healthwise

Evaluación médica: Sarah Marshall, MD - Medicina familiar & Kirtly Jones, MD - Obstetricia y ginecología