La terapia hormonal (HT, por sus siglas en inglés) es un término general que se refiere al uso del estrógeno artificial (sintético), con o sin progestina, para tratar los síntomas causados por los niveles hormonales cambiantes que ocurren antes y después de la menopausia. La terapia hormonal conlleva algunos riesgos de salud, y debería conversarse en forma muy detallada sobre su uso con un profesional de la salud.

La terapia hormonal incluye:

  • Las pastillas anticonceptivas que contienen estrógeno y progestina. Estas pueden usarse antes de la menopausia para tratar los síntomas perimenopáusicos y prevenir el embarazo. Las pastillas que solamente contienen progestina pueden usarse para tratar el sangrado menstrual intenso vinculado con la perimenopausia.
  • El estrógeno y la progestina son la forma de terapia hormonal (HT) que se usa con más frecuencia para tratar los síntomas menopáusicos en mujeres que tienen útero. La dosis de estrógeno y progestina es menor que la de una pastilla anticonceptiva.
  • La terapia de estrógeno (ET), la cual se refiere al uso de estrógeno sin progestina. A la mayoría de las mujeres que usan ET se les ha extirpado el útero (histerectomía).

Cuando se toma después de la menopausia, la terapia hormonal también se conoce como terapia de reemplazo hormonal. Pero más especialistas están usando el término "terapia hormonal" (HT) para evitar el mensaje engañoso de que las mujeres deberían tener niveles premenopáusicos ("reemplazo") de hormonas después de la menopausia.

Revisado: 20 febrero, 2015

Autor: El personal de Healthwise

Evaluación médica: Anne C. Poinier, MD - Medicina interna & Carla J. Herman, MD, MPH - Medicina Geriátrica