Un gen es una sección del material genético o ácido desoxirribonucleico (ADN) en una célula. Los genes, solos o en combinación, determinan las características (rasgos genéticos) que una persona hereda de sus padres, como el grupo sanguíneo, el color del cabello, el color de ojos y otras características, incluidos los riesgos de tener determinadas enfermedades.

Los cromosomas se componen de muchos genes juntos. Las anomalías en los genes o los cromosomas pueden provocar cambios en los procesos o las funciones corporales. Estos cambios pueden no detectarse o pueden causar enfermedades genéticas, como la hemofilia o el síndrome de Down. Los problemas genéticos también pueden aumentar el riesgo de tener ciertas afecciones, como la artritis idiopática juvenil y la depresión.

Los cambios (mutaciones) genéticos pueden transmitirse de padres a hijos. Las enfermedades que son hereditarias con frecuencia son causadas por anomalías genéticas. Una persona puede nacer con una composición genética determinada que aumenta su probabilidad o su riesgo de tener una cierta afección.

Revisado: 20 febrero, 2015

Autor: El personal de Healthwise

Evaluación médica: Kathleen Romito, MD - Medicina familiar & Siobhan M. Dolan, MD, MPH - Genetista reproductiva