La clamidia es una infección causada por bacterias. En muchos casos, se transmite por contacto sexual. Se trata con antibióticos.

En los hombres, puede causar ardor al orinar e infecciones del tubo largo y fuertemente enroscado que se encuentra detrás de cada testículo y almacena los espermatozoides (epidídimo). En las mujeres, puede causar infecciones del cuello uterino e infecciones pélvicas que pueden ser graves.

Otros tipos de infección por clamidia no se transmiten sexualmente. Estos tipos pueden causar una grave infección ocular, especialmente en los bebés, así como neumonía.

Revisado: 14 noviembre, 2014

Autor: El personal de Healthwise

Evaluación médica: Sarah Marshall, MD - Medicina familiar & Devika Singh, MD, MPH - Enfermedad infecciosa