La celulitis es una infección de la piel, por lo general causada por la bacteria Streptococcus o Staphylococcus. La celulitis suele desarrollarse después de una ruptura de la piel causada por una raspadura, un corte, una mordedura o una punción, o después de un salpullido.

Un médico debe evaluar los síntomas que pueden producirse con la celulitis, que pueden incluir:

  • Dolor, enrojecimiento, calor o hinchazón en la piel, que puede agrietarse, partirse o exudar líquido.
  • Vetas rojizas que se extienden desde la zona enrojecida hacia el cuerpo (linfangitis).
  • Fiebre y escalofríos.
  • Secreción de pus.
  • Ganglios linfáticos inflamados.
  • Sensación general de estar enfermo (malestar general).

La celulitis facial en niños requiere atención médica inmediata para prevenir una infección en el ojo o el cerebro potencialmente peligrosa. Por lo general, la celulitis se trata con antibióticos, reposo y elevación de la zona afectada, y compresas tibias. Es posible que la celulitis se vuelva más grave y requiera una estadía en el hospital para las personas que tienen un flujo de sangre disminuido (insuficiencia venosa), hinchazón a largo plazo, diabetes o un sistema inmunitario deteriorado.

Revisado: 20 febrero, 2015

Autor: El personal de Healthwise

Evaluación médica: Martin J. Gabica, MD - Medicina familiar & E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna