La angina es un síntoma de las enfermedades cardíacas. La angina sucede cuando no fluye suficiente cantidad de sangre al músculo cardíaco. A menudo, esto es el resultado de tener vasos sanguíneos estrechados, por lo general a causa del endurecimiento de las arterias (aterosclerosis).

La mayoría de las personas sienten los síntomas de la angina en el pecho. El síntoma más común es la presión o el dolor en el pecho, o una sensación extraña en el pecho. Pero usted puede sentir síntomas en otras partes del cuerpo. Algunas personas sienten dolor, presión o una sensación extraña en la espalda, el cuello, la mandíbula o la parte superior del abdomen, o en uno o ambos hombros o brazos.

Otros síntomas de la angina incluyen la falta de aire, las náuseas o el vómito, el aturdimiento o la debilidad repentina, o un latido cardíaco rápido o irregular.

La angina puede ser estable o inestable. La angina estable sucede en momentos bastante predecibles, por lo general al realizar actividad o esfuerzo físicos. También puede suceder durante la exposición al frío o en momentos de estrés emocional. La angina estable puede aliviarse con reposo o nitroglicerina. La angina inestable es un cambio en su patrón usual de angina estable. La angina inestable puede indicar que usted está teniendo un ataque al corazón.

Si usted tiene angina, preste atención a los síntomas, saber lo que es característico en usted, aprender a controlarla y saber cuándo necesita recibir tratamiento.

Revisado: 20 febrero, 2015

Autor: El personal de Healthwise

Evaluación médica: Rakesh K. Pai, MD, FACC - Cardiología, Electrofisiologia & E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna & Stephen Fort, MD, MRCP, FRCPC - Intervencionista cardíaco