Una contractura es el acortamiento anormal del músculo o de otro tejido. Puede ser causada por un espasmo muscular, el desgaste de los tejidos y los músculos (atrofia), la formación de cicatrices a causa de una lesión, enfermedades crónicas o falta de uso.

Una contractura se desarrolla con frecuencia en una articulación afectada por la artritis o en un miembro paralizado. Puede hacer que sea imposible mover la articulación con normalidad. Una contractura hace que se acorten o curven los músculos, tendones, ligamentos y huesos que la rodean. Y puede conducir a deformidad y discapacidad permanentes.

Las contracturas se tratan de muchas maneras, incluyendo fisioterapia, yesos y cirugía.

Revisado: 9 septiembre, 2014

Autor: El personal de Healthwise

Evaluación médica: Susan C. Kim, MD - Pediatría & John Pope, MD - Pediatría