Frascos y cartuchos de insulina

Algunas plumas de insulina están diseñadas para ser utilizadas con un cartucho de insulina. Estas plumas están diseñadas para volverse a utilizar. Las plumas de insulina que no vienen con cartuchos de insulina separados son desechables y la insulina viene ya cargada dentro de la pluma. Cuando se prepare para usar la insulina, revise la etiqueta del frasco (ampolla), de la pluma desechable o del cartucho de la pluma recargable para comprobar lo siguiente:

  • La fecha de vencimiento de la insulina.
  • Que la marca y la fuente de la insulina (humana o porcina) se correspondan con las que a usted le recetaron.
  • Que el tipo de insulina (de acción rápida, corta, intermedia o de acción prolongada o mixta) sea el tipo que a usted le recetaron.
  • Que la concentración de insulina sea la que a usted le recetaron. (La concentración más utilizada es U-100, la cual contiene 100 unidades de insulina por mililitro o centímetro cúbico). A veces, se produce insulina con menor concentración (diluida) para bebés. Asegúrese de que le da a su bebé la dilución que su médico le recetó.

Además, revise el frasco, la pluma o el cartucho para asegurarse que no esté agrietado ni roto. Preste atención a cambios en el aspecto de la insulina que indiquen que quizás no surta efecto, tales como:

  • Una capa de cristales blancos en la superficie interior del frasco.
  • Insulina con aspecto granulado o que esté aglutinada o cuajada.
  • Otros cambios en la transparencia o el color de la insulina.

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna
Revisor médico especializado David C.W. Lau, MD, PhD, FRCPC - Endocrinología

Revisado23 mayo, 2016